Visita a los Dólmenes de Antequera, declarados en 2016 Patrimonio Mundial de la UNESCO (sábado, 21 de octubre)

Como complemento a la reflexión sobre cuáles son los presentes y futuros de las Humanidades en su convergencia con el desarrollo tecnológico contemporáneo, el Congreso HDH2017 propone dedicar la jornada del sábado 21 de octubre a visitar una de las huellas de nuestro pasado más remoto, uno de los rastros que nos ayudan a comprender «de dónde venimos».

La ciudad de Antequera, a algo menos de una hora en coche desde Málaga, es el centro neurálgico de Andalucía. Cuenta con una amplísima historia que se remonta más de 4.500 años atrás. Antequera es la quinta ciudad más grande (en extensión) de España, y en ella encontramos dólmenes, colegiatas, iglesias, conventos, palacios, arcos, puertas, alcazaba, capillas, ermitas, museos, casas señoriales y palacetes, además de un fascinante trazado urbano y una espléndida tradición gastronómica.

Uno de sus referentes más conocidos es el conjunto arqueológico Dólmenes de Antequera, formado por los dólmenes de Menga, Viera y El Romeral, considerado uno de los mejores y más conocidos exponentes del megalitismo europeo. Los megalitos constituyen las primeras formas de arquitectura monumental en la Prehistoria, desarrollándose desde comienzos del V milenio antes de nuestra era, período Neolítico, hace unos 6.500 años.

El dolmen de Menga fue declarado Monumento Nacional en 1886 y, en 1923, el dolmen de Viera. El tholos de El Romeral pertenece al Tesoro Artístico Arqueológico Nacional desde 1926 y en 1931 fue declarado Monumento Histórico-Artístico. En el año 2016, el Conjunto Arqueológico Dólmenes de Antequera fue declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Más info aquí.