Cómo crear un espacio de aprendizaje para su hijo en casa

Ahora que sus hijos han vuelto a la escuela, puede que se pregunte cómo fomentar la creatividad y el aprendizaje no sólo en el aula, sino también en casa.

Un espacio de aprendizaje en casa es una forma increíble de dejar que su hijo juegue y explore el mundo que le rodea. Y aunque construir uno puede parecer una tarea desalentadora, crear un espacio de aprendizaje cómodo e inspirador para sus hijos es en realidad más fácil de lo que usted piensa.

Hay algunas pautas clave a seguir para crear un espacio de aprendizaje que inspire y nutra a su hijo. A continuación se presentan algunos consejos e inspiración de Pinterest para empezar.

Añada mucha luz natural

Si es posible, intente elegir un espacio en su casa que tenga acceso a mucha luz natural.

Muchos estudios han demostrado que la luz natural en los entornos de aprendizaje aumenta el rendimiento, el bienestar y la creatividad. Cuanta más luz natural, más propicio es el entorno para el aprendizaje.

Si no puedes encontrar un espacio con luz natural en el interior, no te preocupes. Sé creativo y construye un espacio de aprendizaje en el exterior.

Ser intencional sobre el color

El color puede tener un profundo impacto en la mente humana. Y aunque cada niño es diferente, ciertos colores pueden ayudar a inspirarnos y motivarnos.

En general, los niños más pequeños prosperan con colores brillantes y estimulantes. Por ejemplo, el naranja es un color cálido y atractivo que puede ayudar a mejorar la productividad. El verde, por otro lado, que es un color frío, puede tener un efecto calmante y ayudar a la concentración.

Considere la posibilidad de pintar las paredes o los muebles de uno de estos colores para ayudar a despertar la motivación y la curiosidad de sus hijos.

Tener asientos cómodos y resistentes

Todos sabemos lo doloroso que puede ser sentarse en una silla incómoda durante horas. No es diferente con tus hijos.

Asegúrate de que las sillas de su espacio de aprendizaje sean cómodas y proporcionen suficiente apoyo para la espalda.

Además, incluya algunas opciones de asientos, como sillas, bolsas de frijoles y rincones de lectura, para que su hijo tenga la libertad de moverse mientras juega y explora.

Anime a su hijo a elegir sus propias actividades y a autodirigir su aprendizaje. Hacerlo puede ayudarles a descubrir lo que les interesa y a desarrollar la confianza, la curiosidad y la confianza en sí mismos.

Dar opciones, opciones y más opciones

No es un secreto que las mentes de los niños crecen y evolucionan a un ritmo rápido.

Para mantener sus mentes en crecimiento estimuladas y comprometidas, se les proporcionan muchas opciones educativas y se les rota cada pocas semanas. De esta manera, no se aburrirán y estarán emocionados por su próxima aventura educativa.

Mantén las cosas organizadas

Los niños aprenden mejor en espacios organizados y limpios, así que trata de mantener el desorden a raya.

Un espacio ideal para el aprendizaje] proporciona un orden que es sencillo de comprender incluso para el niño más pequeño, por ejemplo, los materiales están organizados en estantes bajos para que sean accesibles a los niños en todo momento, tienen un lugar adecuado y las piezas a menudo están codificadas por colores para proporcionar una señal visual de orden.

Un espacio de aprendizaje organizado facilita que los niños decidan con qué quieren jugar. Sin mencionar que les enseñará a limpiar y a organizarse.

Haz un ambiente personalizado

Cuando un espacio de aprendizaje se adapta a las pasiones e intereses específicos del niño, éste se sentirá como si fuera el dueño del espacio y será más probable que lo ocupe y lo cuide.

Anímeles a que le ayuden a decorar el espacio. Tal vez esto signifique que pueden decorar las paredes con algunas de sus obras de arte, pintar el escritorio de su color favorito o colgar imágenes de sus personajes de dibujos animados o temas favoritos.